Saltar al contenido

Aplicaciones juegos de azar

juegos de azar
Aplicaciones juegos de azar
Los juegos de azar se benefician de la aparición de las aplicaciones móviles. Mientras que las personas que no los utilizan se limitan a acceder a Internet en su casa u oficina, los que los descargan pueden jugar todo tipo de juegos de azar en cualquier momento y en cualquier situación. Tener acceso a la plataforma desde cualquier lugar físico es muy cómodo y, además, podemos acceder a ella en cualquier momento del día. Las facilidades que ofrece hacen que los usuarios tengan un acceso más continuo al mundo de los juegos de azar y las apuestas.

Aplicaciones juegos de azar

Los juegos de azar son juegos en los que las posibilidades de ganar o perder no dependen exclusivamente de la habilidad del jugador, sino también de la suerte. La mayoría de ellos son también quinielas, cuyos premios están determinados por la probabilidad estadística de adivinar la combinación elegida; cuanto menor sea la probabilidad de obtener la combinación correcta, mayor será el premio.

Hay juegos de azar en los que la habilidad del jugador puede influir en el desarrollo del juego, como sucede en los juegos de cartas como el póquer. Sin embargo, el resultado del final del juego depende del azar y de las cartas que tocan a cada jugador.

Durante algún tiempo, el premio más alto otorgado por un juego de azar se otorgó en Estados Unidos, en 1998, con 295 millones de dólares, que se dividió entre 13 operadores; pero esta marca fue superada por otro caso en 2012, en el que el ganador obtuvo casi 656 millones de dólares.

Es principalmente útil la habilidad del jugador para calcular las posibilidades derivadas de una o varias acciones, siempre en relación al azar; además, el jugador debe ser capaz de reducir la probabilidad de resultados desfavorables y aumentar la probabilidad de resultados favorables a través de sus acciones. Sin embargo, el componente impredecible del azar puede arrebatar la victoria incluso al jugador más experimentado y hábil.

Las aplicaciones móviles han abierto un nuevo mercado. Las descargas son gratuitas, ya que tienen un gran potencial económico y las aplicaciones están diseñadas para que el consumo del juego sea mayor y sin limitaciones de tiempo. Ahora podemos jugar en un casino o en una ruleta en vivo desde cualquier parte del mundo, sólo con nuestros dispositivos móviles para hacerlo. También ayuda con la gran variedad de juegos en el mercado, diseñados para diferentes perfiles de jugadores.

En los últimos años, el uso de aplicaciones móviles para juegos ha aumentado enormemente y se cree que esta cifra puede seguir creciendo considerablemente en los años más inmediatos. Gratuitos, fáciles de usar y estéticamente agradables, tienen una gran demanda y a veces la aplicación se utiliza incluso directamente en lugar del ordenador. Todas las aplicaciones de juegos móviles están diseñadas de forma atractiva para cautivar al usuario y, al ser fáciles de usar, hacen que el usuario se sienta cómodo. El objetivo es que el visitante pase el mayor tiempo posible en la plataforma web y tenga una experiencia positiva.

Incluso podemos encontrar aplicaciones de juegos que aún no disponen de toda la gama de juegos y apuestas que presentan en su plataforma web, pero que, a pesar de todo, la presentan a sus usuarios para que puedan utilizar los recursos disponibles y familiarizarse con la aplicación. Además, aunque el uso es limitado, sin duda aumentará las visitas a los diferentes juegos de azar. En la actualidad, tener una aplicación móvil en juegos de azar es fundamental para la fidelización de los clientes y para crecer como empresa. Sin ellos, ninguna plataforma web puede aumentar el número de usuarios, y siempre les será más difícil seguir creciendo para Wanabet.

Hoy en día todo el mundo tiene un teléfono móvil o una tableta, estos dispositivos son los que han permitido que las aplicaciones móviles tengan una razón de ser y su uso se ha disparado. Con millones de personas en todo el mundo que los tienen, y la descarga de aplicaciones gratuitas que le permiten pasar un rato agradable jugando o apostando, han cosechado un gran éxito. Personas de diferentes edades disfrutan jugando, son una distracción agradable a la que pueden acceder fácil y rápidamente.

Los juegos de azar suelen asociarse a la diversión y al entretenimiento, por lo que gran parte de la población los utiliza para pasar un rato agradable y desconectarse de su rutina diaria. También ayuda a que las aplicaciones sean fáciles de usar y tan intuitivas, que el usuario sepa en todo momento cómo moverse y qué hacer para encontrar o consultar cualquier sección. El juego siempre ha tenido una gran demanda y ahora, en el siglo tecnológico en el que nos encontramos, su recepción es aún mayor.

Juegos de cartas

Cada día hay miles de nuevas aplicaciones para teléfonos móviles, ya sean juegos u otras utilidades, y prácticamente podemos tener alguna aplicación para cada una de nuestras actividades diarias. Por supuesto, el mundo de los juegos online no es ajeno a esta tendencia, y si Internet ya ha demostrado su fuerza y capacidad para provocar una gran interacción, ahora es el turno de las aplicaciones móviles.

Los usuarios, con la llegada de los Smartphones y los sistemas Android o los ideados por Apple, utilizan cada vez más los teléfonos móviles para acceder desde cualquier lugar a las aplicaciones que más utilizan. Esta nueva tendencia está haciendo que el mundo de los juegos de azar también surjan nuevas aplicaciones para la mayoría de los aficionados.

Entre estas aplicaciones podemos destacar las lanzadas por “Casino Planet”, la marca de juegos online del grupo Neomobile, que consiste en una nueva gama de aplicaciones de máquinas tragaperras. También es posible encontrar aplicaciones de juego para el iPad de juegos de lotería, como billetes de lotería, salas de cartas virtuales con mesa de póquer, blackjack, y también apuestas deportivas móviles.

Poker

BlackJack

Juegos de azar y probabilidad

El juego y la velocidad son dos aspectos básicos que deben reunir este tipo de aplicaciones para que sean bien valoradas por los usuarios. Jugabilidad en el sentido de que tiene una calidad visual óptima y es capaz de adaptarse al pequeño espacio de este tipo de pantallas.

En cuanto a la rapidez, es muy importante dar el servicio necesario y la confianza necesaria. Estas aplicaciones deben ser ágiles a la hora de acceder a las mesas de juego y ser capaces de proporcionar la fluidez necesaria en el juego.

Juegos de azar más populares

Bingo

El bingo consiste en un bombo con un cierto número de bolas numeradas en su interior (normalmente 75 o 90). Los jugadores juegan con cartas con números aleatorios escritos en ellas, dentro del rango de bolas correspondiente. Un locutor o cantante toma las bolas del bombo y canta los números en voz alta. Si un jugador tiene ese número en su tarjeta, lo rasca, y el juego continúa hasta que alguien consigue marcar todos los números en una línea y la tarjeta. Cuando un jugador completa la tarjeta, grita “bingo”; si es el primero en hacerlo, gana el premio mayor.

La probabilidad de obtener una línea o la carta completa depende del número de cartas involucradas en el juego, por lo que dependerá del número de personas que jueguen así como del número de cartas con las que juegue cada participante. Dado que en este juego los números se extraen hasta que alguien “canta bingo”, es decir, tiene la tarjeta con todos los números tachados, la probabilidad depende del número de tarjetas en juego, así como del control del jugador sobre sus cartas.

Cara o cruz

Este sencillo juego, también llamado volado, cara o sello, consiste en lanzar sobre una superficie horizontal una moneda en el aire y el que elige la cara vista hacia arriba gana. Comúnmente se dice que como sólo hay dos opciones posibles, la probabilidad de éxito es del 50%.

Aunque con más rigor, según un estudio realizado por el matemático Persi Diaconis, la probabilidad real es del 51% frente al 49%, siendo la cara que está boca arriba la que tiene mayor probabilidad de salir.

Sin embargo, puede haber un último caso, extremadamente improbable, que es el de “borde” y que se produce cuando la moneda no cae ni cara ni cruz, queda, como dice la misma palabra, borde de borde de borde de la moneda, impidiendo que se vea que una cara se superponga a la otra, es cierto que esta opción puede descartarse, ya que sólo es válida en perfectas condiciones de lanzamiento, con un terreno perfectamente liso, sin viento, o cualquier otro factor irregular, la moneda podría quedar así una vez por cada 6.000 lanzamientos. Aunque por supuesto un terreno irregular puede facilitar esta opción, como se vio en el sorteo de campos del partido de fútbol de la America’s Cup 2016 disputado entre Colombia y Paraguay, donde se pudo ver caer la moneda.

Dados

Los sumerios y asirios utilizaban un hueso extraído del talón de animales como ovejas, ciervos o caballos, llamado astrágalo o astrágalo, que tallaban para poder caer en cuatro posiciones diferentes, por lo que son considerados los precursores de los dados.

El juego de dados consiste en lanzar un objeto en forma de poliedro sobre una superficie horizontal. Los posibles resultados numéricos se marcan en cada una de las caras del poliedro y se eligen tomando, normalmente, el resultado marcado en la cara que se ve hacia arriba. El troquel más convencional tiene seis caras, por lo que la probabilidad de obtener un número (de 6) es de 1 en 6, es decir, 16,67%. En China y la India, los dedos se jugaban de mano en mano.

Lotería

Su origen se remonta al siglo XV, cuando los comerciantes genoveses concibieron este sistema como una estrategia de ventas, ya que se constituyeron los premios para las mercancías.

En un sorteo de cupones, la probabilidad de que le toquen depende del número de boletos en juego, así como del número de series. Como ejemplo, se celebrará el extraordinario sorteo de Navidad en España, donde se pondrán en juego 170 series de 85.000 billetes, de los cuales 13.334 ganarán premios. La probabilidad de que el bote nos toque con un solo cupón es de 1 entre 14 millones y medio (170 series x 85.000 billetes). El importe del premio a recibir depende no sólo de la probabilidad de éxito, sino también del porcentaje que se devuelve como premio de la cantidad jugada, que suele ser del 70%.

Quiniela

En cuanto a las piscinas, su éxito depende del número de posibilidades o de las opciones posibles. Si hacemos una apuesta simple, tenemos que afrontar de 3 a 14 casos posibles, ya que en cada uno de los catorce partidos tenemos tres posibles resultados: 1, X, 2. Por lo tanto, tenemos que dividir nuestra apuesta (1) entre todas las posibilidades (3 a 14), de modo que para ganar el premio hay una probabilidad de 1 entre casi 5 millones. La diferencia con otras formas de apuestas es que aquí, además del azar, hay una mayor probabilidad de éxito, que depende de la diferencia entre los equipos de fútbol en juego.

Lotería Primitiva o “Lotería”

En este tipo de lotería, usted tiene una serie de números, de los cuales un número son los ganadores. En el caso de 49 y seis ganadores, la probabilidad de ganar el premio máximo con una sola apuesta es de 1 en 13,983,816, es decir, las posibles combinaciones de 6 números en 49 números.

Máquina tragaperras o máquina tragaperras

Este juego a cambio de una cantidad de dinero se ofrece ocasionalmente un premio. Existen dos tipos: las máquinas programadas (comunes en las salas y bares de juego), en las que, según un programa interno, después de una serie de juegos, la máquina tiene que devolver una parte de los ingresos que se han obtenido (alrededor del 70%); las máquinas de azar (comunes en los casinos), en las que dependen exclusivamente del azar. El mayor premio de una máquina tragaperras fue dado en Atlantic City (Estados Unidos) con más de diez millones de dólares, que se habían acumulado como un “jackpot” durante años, y a cambio de sólo una moneda de cinco centavos.

Ruleta

El juego de la ruleta, típico de los casinos, debe su origen al matemático francés Blaise Pascal, de ahí su nombre al término francés ruleta, que significa rueda pequeña. Inicialmente tenía 36 números (la suma de los primeros 36 números da el número mágico por excelencia: 666) y a finales del siglo XIX, los hermanos Blanc lo modificaron añadiendo un nuevo número, el 0, y lo introdujeron inicialmente en el Casino de Montecarlo. Esta ruleta tiene un ratio de premios de 36/37, lo que deja un margen para la casa de 2.7% (en Europa) o 5.4% (en los EE.UU.) si tiene dos ceros.

Vídeos de aplicaciones juegos de azar